9 de septiembre de 2013

Tarta Zapato Manolo Blahnik

El 3 de Agosto fue el cumpleaños de Rous y llevaba tiempo diciéndome que quería que yo le hiciera la tarta pero que la temática la dejaba totalmente a mi elección. Quería algo chic y que no hubiese hecho antes, así que tuve que pensar con qué la podría sorprender.

Conforme se iba acercando la fecha, me iba dejando mensajitos diciéndome las ganas que tenía de ver su tarta y que estaba segura de que iba a ser la mejor jajaja, la presión era impresionante!

Casi desde el momento en el que me la pidió, decidí que haría un zapato, así que tenía controlados los tiempos de secado. Bueno, en realidad, creía que los tenía controlados porque luego, la humedad me jugó una mala pasada, para variar.

La plantilla la saqué de internet y empecé a modelarlo una semana antes para estar segura de que cuando lo fuese a montar, estuviera totalmente seco y de hecho, un par de días antes, lo conseguí. El problema fue que el mismo día que tenía que llevarle la tarta, hizo una humedad de narices y claro, poquito antes de salir de casa para irnos a su fiesta, empecé a notar que el zapato se estaba hundiendo! Qué horror! tuve que "apuntalarlo" como pude y llevarlo con muchísimo cuidado hasta el sitio donde se iba a celebrar el cumpleaños. No veáis cómo pesaba la tarta!

Menos mal que en el sitio había aire acondicionado y una vez allí, volvió a endurecer porque yo ya estaba de los nervios.

Lo mejor fue la cara de Rous al ver su tarta y de cómo se "abrazaba" a ella para hacerse las fotos. Creo que aunque la presión era grande, conseguí sorprenderla.

Me decidí por un Manolo Blahnik porque en principio, mi amiga Arantxa me iba a dejar los suyos para que me sirvieran de modelo, aunque luego, buceando por la red, encontré todo lo que necesitaba.

Dejó a mi elección hasta el sabor de la tarta, así que me decanté por el chocolate y la mermelada de fresa, que es éxito asegurado.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...